"En Filadelfia a las 4 am"

Ayer soñé que me moría de un ataque al corazón, mis manos estaban llenas de arrugas y alrededor me acompañaba un niño y una anciana que me abrazaba del brazo, me gritaba que no me fuera y sonreía con lágrimas surcándole el rostro, mientras mi pecho se dividía en dos, el dolor era tan devastador que sentía que cada una de las extremidades de mi cuerpo se dormía para tratar de aguantar la tortura que los dioses me habían impuesto, pensé seriamente si el sueño era una profecía lejana pero los rasgos de aquellas personas y mi rostro era totalmente distinto a lo que soy, el pequeño niño dibujaba mi rostro macabro y me hablaba en un idioma que no entendía pero a aquella mujer la entendía perfectamente, era delgada y sus ojos eran plomisos por la edad avanzada, esa mujer era el amor de mi vida y nunca la había visto, sentí que la amé como ha nadie en esa milésima de segundo. En un segundo sentí que moría y los llantos de los dos se alejaban y yo me hundía en agua invicible.

Desperté y me di cuenta que iba a llegar tarde al instituto, me quedé afuera de clases y tenía tuto.

"Baquedano no sabe nada de Alberto Hurtado"

Eran mas de las ocho de la tarde y el día domingo comenzaba a terminar. Bajaba las escaleras de la intersección modal de Baquedano y mironeaba los cuerpos en movimiento de las personas en sus hogares. Las murallas con tramados noventeros de mal gusto y los chascarros de youtube que exhibían las pantallas de metrotv, un muy mal escenario para una chica de tan hermosa contextura ósea que parecía ser una de esas vecinas nuevas llenas de buenos sentimientos (es fácil engañar el ojo humano).

El tren nos miro a ambos sin que nosotros nos viéramos y dentro del vagón mi ojo rebotaba en los vidrios y lograba ver su cabellera desde atrás. De reojo su espalda se movía con esas canciones adolescentes en mis oídos enamorados, superficiales y deprimidos. Llegó el turno de bajarme e intenté alinear los planetas para que ella se bajara conmigo y nos tropezáramos torpemente para intercambiar teléfonos y hacer esas cosas que Hugh Grant suele mostrar en sus filmes... Solo atiné a cambiar la canción bajando la cabeza y apretando botones, pero su mirada me agujereó la nuca y la respondí viéndola en el reflejo de la puerta, su mano se levanto, me saludo y los espejos se abrieron para dejarme ir. Ayer fue domingo, vi al amor de mi vida y se despidió quince minutos después de conocerla, lo mas irónico es que ni siquiera supe su nombre. Facebook no me sirve de mucho ahora, soy un completo inepto pero la ciudad es mucho mas pequeña de lo que parece.


Durante estos dias los movimientos taciturnos superan las espectativas

Tardaremos un milenio en desentrañar los misterios del corazón y lo que rodea todo el temor, se que tal vez suene cliche y no hayan suficientes metáforas para adornar un escrito el cual deba interesar má que educar, es grave el terminar por un engaño, o similares pero duele que te dejen porque tu no amabas como querian que tu amaras, suena un trabalenguas de chimiboga o similar pero ¿como uno puede reaccionar ante semejante disyuntiva?, es como una parte del universo que se fractura y no sabes que botones apretar para regresar a la tierra, te sientes perdido, solo y el amor se desvanece y los recuerdos adornan las estrellas para que los marineros se guíen através de ellas y no decaigan al gran abismo, como cuando todos pensaban que la tierra era plana, uno se sienta y se aferra de las faldas de una memoria colectiva para no caer en la pena y menos en la ira, es difícil cuando se quería pero es peor cuando uno se mentía, será mejor desear suerte, en la emboscada yo encontre una salida, afrontar las cosas y no pensar tanto, me lo enseño una buena amiga... bueno, no es tan amiga, pero debe ser una buena bailarina

salud por los tiempos mejores queridos hermanos!

(aplausos dentro de la logia de los veteranos de las malvinas)

"Hey Mike! # 01"

#01 "El Maldito Oso"

video

#02 "Mis Bolas de Acero"

video